Worldly Translations

5 errores comunes al traducir tu sitio web o e-commerce

Para el modelo de negocio de muchos comercios, tener página web es fundamental, ya que no solo permite mostrar sus productos o servicios, sino también generar ventas y obtener potenciales clientes. En algunos casos, incluso, esta plataforma puede ser el principal o único canal de ventas. Y es que también es una gran opción para aquellos que desean internacionalizar su actividad, pues las páginas web pueden llegar a un mayor número de personas sin importar en qué parte del mundo estén. 

Por esta razón, si una empresa busca expandirse en otra región con una lengua completamente diferente, es necesario que tenga una página web traducida para que pueda posicionarse correctamente en ese nuevo lugar. 

Esta traducción implica una serie de procesos que se deben llevar a cabo para que el mensaje llegue correctamente al público objetivo, como entender la intención del mensaje, la jerga y algunos aspectos propios de la cultura del receptor.

Sin embargo, hay algunos errores comunes que suelen cometer las empresas al momento de traducir sus sitios web. Errores que no solo podrían afectar su posicionamiento e imagen de marca, sino también el mensaje que desean transmitir.

Por eso hoy queremos mencionarles 5 errores comunes que se deben evitar al momento de traducir un website:

1)  Traducir los textos con herramientas automáticas: no podemos negar que plataformas como Google Translate son una herramienta útil y que nos puede sacar de apuros cuando queremos hacer una traducción puntual, sin embargo, para este tipo de trabajos no es la más indicada. Al momento de traducir una página web hay que recurrir a un servicio más profesional y eficaz para que el mensaje llegue correctamente al target.

2)  No tomar en cuenta las especificaciones SEO en los distintos idiomas: la optimización SEO ayuda a que un sitio web se posicione y aparezca entre los resultados principales cuando el público hace una búsqueda sobre un tema puntual, si este paso no se hace es muy probable que el website no tenga visibilidad.

3)  Hacer traducciones parciales del sitio web: es necesario traducir toda la página web, esto también incluye el resto de los elementos que la conforman, como el blog, los servicios y el área de contacto, de esta manera el usuario se sentirá más seguro y obtendrá más información en su idioma sobre la marca a medida que vaya interactuando con el sitio.

4)  No actualizar en otro idioma los contenidos que se ajustan en el idioma original: este es un error muy común y es que algunas veces cuando se agrega o modifica un contenido en el idioma original no se replica en la web traducida. Esto puede generar desconfianza en el usuario o que salga de la plataforma antes de realizar alguna compra.

5)  No contratar a traductores nativos: los traductores profesionales le darán un valor agregado a todo el proceso, incluso al proceso creativo, ya que conocen la jerga y la cultura del emisor, lo que ayudará a que el mensaje no se pierda en el proceso y llegue correctamente al usuario final.

Traducir tu página web es un paso más para alcanzar tus objetivos y posicionarte en nuevos mercados. Hazlo con profesionales y traductores nativos: nosotros podemos ayudarte.

¡Contactanos!